En el contexto de su gira por Latinoamérica, Metro tuvo la oportunidad de hablar con Hiba Husseini, connotada abogada que ha participado en todas las negociaciones  bilaterales entre Israel y Palestina desde el año 93. Husseini, quien es miembro fundador de Al-Mustakbai Foundation, una organización independiente destinada a promover el desarrollo económico y estado de derecho en Palestina, se refirió también a los grandes problemas que viven los palestinos en Jerusalén, específicamente, en la parte Oriental y la importancia de mantener en la agenda internacional la causa palestina.

¿Cuál es la situación de Palestina hoy en día?

Hoy en día la situación en Palestina es muy difícil, seguimos bajo ocupación. La peor situación la están viviendo los palestinos en Jerusalén Oriental quiénes sienten que están en este minuto con oportunidades limitadas y no pueden tener esta solución de dos estados y poder resolver su situación, poder vivir en paz y realizarse como personas.

¿En qué está el proceso de paz entre palestinos e israelíes?

El estado del proceso de paz está detenido, hay grandes diferencias en las posturas de negociación entre ambas partes sobre Jerusalén y los sitios sagrados, sobre las fronteras, los refugiados, entre otros. Las dificultades que tenemos con los desafíos  que se enfrentan, no nos permite seguir adelante.

¿Cuáles son los principales puntos de conflicto para no conseguir la paz?

Desde la perspectiva Palestina lo que queremos es que Jerusalén Oriental sea la capital del estado de Palestina, queremos una solución de dos estados, queremos tener fronteras soberanas y queremos poder controlar nuestro mercado, nuestros movimientos, y también permitir a los refugiados palestinos que puedan retornar a Palestina. No hay más solución que la solución de dos estados.

Los  refugiados palestinos han estado en países que los han recibido desde el año 48, son muchos años como refugiados sin estar en sus casas, y ahora lo que queremos es enfrentar este tema. Sin embargo, para Israel este tema es una amenaza, se sienten amenazados porque piensan que ambos lados de Jerusalén son una sola ciudad y que ésta es la capital de Israel y no debería ser dividida. Lo que ellos tomaron por la fuerza y lo que es reconocido internacionalmente como Jerusalén ocupada, ellos no lo consideran así, ese es uno de los temas. El otro tema es que Israel está preocupado por el influjo de refugiados palestinos que estén volviendo a Palestina porque son muchos y ellos lo ven como una amenaza. Israel también quiere mantener a los palestinos reducidos en un pequeño territorio, no quieren negociar, están cediendo con respecto a los colonos, y los colonos son ilegales y están construyendo y viviendo en tierra palestina.

¿Por qué EE.UU. es el principal aliado de Israel?

– No es una cuestión de si uno o lo otro el interés estadounidense-israelí; han estado alineados por mucho tiempo y los intereses palestinos no han sido vistos desde la perspectiva estratégica. Entonces, EE.UU. con respecto a su papel como una parte auspiciante no ha sido capaz de poder permitir llegar a un acuerdo con ambas partes porque la relación que tiene con Israel está basada en un interés estratégico y este interés estratégico no incluye a los palestinos.

¿Cuál es el papel de la comunidad internacional?

La comunidad internacional entrega mucho apoyo a los palestinos a todo nivel en lo que es ayuda humanitaria, financiera,  presupuestaria, cuidado de la salud, educación  –todo esto es muy importante y se agradece y esto es una oportunidad para tener una economía viable. La razón por la que no tenemos una economía viable es porque no podemos ejercer el comercio, no podemos atraer inversión, no podemos tener control sobre la tierra, y cuando no tienes ese control sobre tus fronteras políticas de exportación o tratados de comercio, no se puede hacer nada, tampoco le puedes ofrecer empleo a tu gente.

¿Qué es el BDS y que papel tiene en el logro de una solución de dos estados?

El BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) surge del movimiento popular, no es una decisión gubernamental, es la gente, es el pueblo que ha tomado este movimiento y lo ha apoyado porque los productos que vienen de los asentamientos son ilegales, y los asentamientos son ilegales per sé, bajo el derecho internacional.

El BDS no ha sido diseñado para poder alcanzar una solución  de dos estados, es más bien otro método de los palestinos.  A partir de lo que hemos visto, Israel está muy incómodo con el boicot y les afecta hasta cierto punto,  porque igual es una economía muy fuerte y muy grande y el BDS no va a afectarlo; no es un impacto tremendo sobre su comercio, sino más bien es un impacto político y moral, más que financiero. Así que moralmente, creo que Israel escuchó claramente el mensaje de que nosotros no queremos que la ocupación continúe y que los asentamientos son ilegales.

¿Qué tendría que ocurrir para una paz duradera?

Yo creo que más compromiso en el término en que cada uno entregue algo, y también el papel del tercero, el que va a permitir que estas conversaciones se lleven a cabo. Nosotros como palestinos vemos que el papel debe aumentarse, y no sólo EE.UU. debe ser esta tercera parte,  porque  tiene  intereses y no es imparcial. Es por eso que pedimos que estén más países ahí.