Aunque la precandidata estadounidense Hillary Clinton había asegurado haber entregado todos los emails enviados desde su cuenta privada cuando era Secretaria de Estado, el Departamento de Estado acaba de recibir otros que no estaban incluidos.

Los emails no entregados fueron intercambiados entre Clinton y su asesor Sidney Blumenthal, quien en ese tiempo no tenía ningún cargo dentro del Departamento de Estado.

En total fueron 15 los correos otorgados por Blumenthal a la Comisión del Congreso estadounidense. En estos se habla de los ataques de 2012 en Bengasi.

Según un funcionario del departamento, estos mensajes fueron entregados en una citación a la que tuvo que asistir Blumenthal. Sin embargo, tiempo después, la Comisión los proporcionó al Departamento de Estado.

Añadido a esto, cuando Clinton entregó casi 33 mil correos impresos afirmó que aproximadamente la misma cantidad había sido eliminada, debido a que eran temas personales.

Debido a esta situación han surgido interrogantes que cuestionan si la precandidata en verdad entregó todos los documentos relacionados con su trabajo, informó el periódico estadounidense “The Washington Post”.