Enfurecida se mostró Hillary Clinton, precandidata del Partido Demócrata a la Casa Blanca, tras una pregunta protagonizada por una periodista de Greenpeace durante el término de su campaña en Nueva York.

Mientras estaba saludando a sus adherentes Clinton fue abordada por Eva Resnick-Day, quien le preguntó “si rechazará donaciones de industrias de combustibles fósiles”.

La respuesta de la candidata no se hizo esperar: “Yo no tengo. Tengo dinero de gente que trabaja en compañías de combustibles fósiles”, dijo Clinton mostrando evidente molestia.

Los dichos de Clinton se dan tras los cuestionamientos a los aportes a las campañas realizados por compañías de combustibles fósiles, donde Sanders aseguró no recibir este tipo de contribución, emplazando a Clinton a referirse sobre el tema.

“Estoy harta de que la campaña de Sanders mienta sobre mí. Estoy harta”, dijo la ex primera dama norteamericana.