Un preso hispano solicitó acelerar su proceso de ejecución para no pasar más tiempo esperando en el "Corredor de la Muerte" . Por esta razón, la Corte Suprema concedió su petición y esta se realizaría para este miércoles.

Daniel Lee Lópe, recibió esa sentencia por haber atropellado y matado al teniente Stuart Alexander, de Corpus Christi,en 2009, con un automóvil deportivo.

Desde entonces, López, de 27 años, buscó la manera de adelantar su camino por el pabellón de la muerte.

Su deseo se concretará en Huntsville, ciudad de Texas, después de que una corte aprobara sus apelaciones. López recibirá una inyección letal.

"Es una pérdida de tiempo estar sentado aquí. Creo que debo acabar con esto", Lopéz dijo desde el pabellón de la muerte, la semana pasada.

Sin embargo, los abogados de López presentaron una apelación a la Corte Suprema para evitar la ejecución argumentando que el recluso no estaba mentalmente apto para tomar esas decisiones, informó la cadena de televisión  "Univisión".