Una mujer fue asesinada a martillazos por su cuñado en Santiago, quien confesó que cometió el crimen porque supuestamente la víctima acostumbraba a indisponerle ante su esposa diciéndole que él no era un hombre fiable para ella.

La víctima respondía al nombre de Griselda de Jesús Marrero Vásquez, de 56 años, quien murió a causa de trauma contuso craneoencefálico severo, ocasionado por su cuñado Anderson Rafael Sanabia Reynoso (a) Anyelo, de 43 años.

El informe preliminar indica que el detenido, al ser cuestionado en torno al crimen, admitió haber ultimado a De Jesús con un martillo de hierro porque supuestamente ésta le contaba chismes a su esposa, Venecia Altagracia Marrero Vásquez, quien se encuentra en los Estados Unidos.

Dijo que su cuñada acudió ayer a limpiar la casa como de costumbre, y mientras ella realizaba esas labores, la golpeó varias veces con la citada herramienta hasta causarle la muerte. El crimen ocurrió en el sector Mari López, de Santiago.

Al lugar del hecho se presentaron técnicos de la Policía Científica y levantaron el martillo utilizado en el homicidio y una carta manuscrita del prevenido, expresando el móvil del crimen ya que intentó suicidarse después de haberle quitado la vida a su cuñada.