Un hombre israelí apuñalado en Rishon LeZion, asegura que el ataque en realidad terminó salvando su vida, pues descubrió que padecía cáncer.

Cuando Daniel Cohen fue trasladado a un hospital para atender sus heridas, los médicos descubrieron lo que pudo ser un tumor en los intestinos.

El 2 de noviembre Cohen, de 31 años, esperaba un autobús cuando el asaltante lo atacó y estranguló.

"Sentí que mi cuello se iba a romper. Sacó un cuchillo y trató de decapitarme. Traté de moverlo con la mano y luego trató de apuñalarme en el cuello... Me tiró al suelo y apuñaló a lo largo de mi lado izquierdo, en el pecho, en el estómago y en mi hombro”, relató Cohen de acuerdo con el diario "Times of Israel".

Debido a la gravedad de las heridas los médicos le realizaron una cirugía donde detectaron un crecimiento irregular en sus intestinos, el cual retiraron.

 "Gracias a Dios, ahora estoy en buen estado", sostuvo. "El ataque terrorista me salvó la vida", agregó Cohen.