Una conmovedora imagen muestra el momento en que un guardabosques del Parque Nacional de Virunga, ubicado en la República Democrática del Congo, consuela a un primate luego de quedar huérfano.

Patrick Karabaranga quiso demostrarle un poco de amor y afecto al joven gorila, dándole un abrazo mientras se encontraba sentado a su lado.

El vínculo entre ellos es notable, pareciera que el gorila agradece lo que Karabaranga hace por él y también le coloca la mano sobre su pierna.

Al igual que otros gorilas que viven en el santuario, este gorila perdió a su madre debido a los cazadores furtivos y traficantes ilegales de contrabando fuera del parque.

De acuerdo con el portal de noticias “Mother Natural Network”, más de 200 gorilas de montaña habitan en el Parque Nacional de Virunga. Cantidad que representa alrededor de un cuarto de la población de gorilas de montaña del mundo.