José Caballero protagonizó el año pasado un bochornoso incidente que terminó con una condena a prisión por dos años y medio. Este no pudo refrenar sus impulsos, ni tampoca su pareja, Elissa Álvarez. Por lo que tuvo sexo en una playa en Florida, frente a una niña de tres años.

Por supuesto, los dos fueron arrestados por exhibición lasciva.

De esta manera, Álvarez fue sentenciada a servicio comunitario en mayo, pero la condena para Caballero, expresó Anthony Fonseca, asistente de Fiscal de Distrito, fue pequeña, según dijo al portal Kentucky.com, ya que anteriormente Caballero estuvo ocho años en prisión por tráfico de cocaína. Originalmente, la condena de Caballero era de 15 años de cárcel.

Ahora, Caballero y Álvarez se tienen que registrar como ofensores sexuales y no pueden estar cerca las escuelas o guarderías  en todo el estado de Florida.