La Dirección del Hospital Robert Read Cabral anunció hoy que fortaleció la seguridad de ese centro para evitar agresiones por parte de usuarios al personal médico.

El director de dicho hospital, José Miguel Ferreras, explicó que con esta medida ese centro "busca garantizar un clima de paz y armonía entre médicos y pacientes, por lo que ha asumido las medias pertinentes en el centro de salud".

Entre las medidas destaca que solo se permite la entrada de la madre o padre y el infante enfermo a las áreas de emergencia y sala de espera.

Además, se ha dispuesto de dos miembros de seguridad, uno en sala de espera y otro en la puerta de entrada al área de manejo de pacientes.

"Pero debido a que en estas áreas se producen casos de agresividad, solicitamos al jefe de la Policía que nos garantice vigilancia 24 horas en las áreas de reanimación del paciente y en el área de hospitalización de emergencia, para garantizar seguridad mientras se toma decisión con el paciente", explicó.

De acuerdo con un comunicado del hospital, los hechos agresivos se producen generalmente cuando se realiza el triage (método de la medicina de emergencias y desastres para la selección y clasificación de los pacientes basándose en las prioridades de atención, privilegiando la posibilidad de supervivencia) y hay familiares que quieren que se les dé prioridad a relacionado, por encima de otros pacientes de mayor cuidado.

Fererras dijo entender la desesperación de los usuarios, principalmente de las madres y padres, al tiempo que reconoció, que, en ocasiones, fruto del aumento de la demanda de servicios y la presión, los médicos no dan abasto para la respuesta adecuada; o no son bien interpretados, "cosa que puede generar agresividad".

Del mismo modo, se ha integrado un equipo de la unidad de sicología y siquiatría para el monitoreo de los servicios de los médicos de emergencia y el comportamiento de los familiares de los menores, a fin de detectar la forma de intervenir y trabajar algunas acciones que puedan controlar las acciones de violencia

Para lograr una mejor vigilancia y seguridad en el hospital, el doctor Ferreras indicó que ha solicitado a la Dirección del Servicio Nacional de Salud (SNS) la instalación de equipos detectores de metales, radio-comunicación para que todo el personal de seguridad tenga un equipo; y separadores para que los usuarios puedan ser separados, según el servicio que se brinden, para lo cual ya se realizó un levantamiento de necesidades.

El director del Robert Read Cabral dijo que están a la espera de que el SNS envíe el personal civil para garantizar la seguridad.

Ese personal será debidamente entrenado y uniformado, agregó, aunque dijo que el centro de salud seguirá contando con personal policial para los caso que requieran mayor atención.

El hospital Robert Read Cabral recibe alrededor de 18 mil consultas al mes y atiende unas 3 mil emergencias mensuales