Desde su acercamiento por el sureste del país, en la mañana del viernes, el huracán Matthew se ha establecido, casi estático, en aguas del Mar Caribe, en las proximidades de la Isla La Española, ahora a 450 kilómetros al sur-suroeste de Cabo Beata (Pedernales).

Esta proximidad, con vientos de categoría 4 en la escala Saffir Simpson y una amplia franja nubosa que abarca a casi todo el país, ha provocado que el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) declare a todo el país bajo alerta.

Por condiciones de tormenta tropical, posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra, el COE activó los tres niveles de alerta.

Las provincias en alerta roja son 15: San Cristóbal, Peravia, Azua, San José de Ocoa, San Juan de la Maguana, Bahoruco, Barahona, Independencia, Pedernales, Elías Piña, Valverde, Santiago Rodríguez, Puerto Plata, Dajabón y Montecristi.

En amarilla permanecen el Distrito Nacional y nueve provincias: Monte Plata, Espaillat, Duarte, María Trinidad Sánchez, Santiago de los Caballeros, Sánchez Ramírez, Monseñor Noel, La Vega y la provincia Santo Domingo.

Por último, en verde quedan siete localidades: Hermanas Mirabal, Samaná, Hato Mayor, el Seibo, La Altagracia, La Romana y San Pedro de Macorís.

Evolución

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamte) pronosticó ayer gran cantidad de lluvias, tormentas eléctricas y fuertes tronadas en gran parte del país para hoy y mañana, con hasta 500 milímetros en la parte más compacta de la nubosidad asociada al ciclón.

Por esta razón el organismo emitió el aviso de tormenta en el sur desde la frontera con Haití hasta Barahona, también en el norte desde la Bahía de Manzanillo hasta Puerto Plata, incluyendo las localidades de la zona fronteriza.

Anoche, después de las 6:00 de la tarde, el fenómeno atmosférico se localizaba a unos 540 kilómetros al sur-suroeste de cabo Beata y 550 al sur-suroeste de Puerto Príncipe, Haití. Apenas se movía hacia el oeste a unos 6 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora.

Máximo cuidado en la costa

Onamet destacó que se esperan olas entre 10 y 12 pies en la costa caribeña y de 6 a 9 pies en la atlántica, por lo cual queda prohibido el uso de las costas y todas las embarcaciones deben permanecer en puerto debido a vientos y olas anormales.

Se prohíbe el uso de las playas y los deportes acuáticos en todas las zonas costeras del país y se prohíbe todas las actividades recreativas en montaña y el uso de balnearios en ríos, pozas, canales y arroyos.