El director general del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), Alejandro Herrera y el presidente ejecutivo de la Corporación Centroamericana de Navegación Aérea (Cocesna), Jorge Antonio Vargas, trataron asuntos sobre cooperación en materia de aviación civil.

Ambos, según un comunicado del IDAC, "avanzaron en los temas con miras a la cooperación bilateral entre ambas instituciones, con el objetivo de mejorar el sistema aeronáutico del Caribe y Centroamérica".

El funcionario estatal adelantó que a partir de la visita del ejecutivo aeronáutico centroamericano al país, tanto a las instalaciones del Complejo Aeronáutico Norge Botello como a la sede central del Idac, se comprometieron a firmar próximamente un acuerdo "sombrilla", que permitiría dar pie a varios convenios posteriores.

"Tomando en consideración que República Dominicana forma parte del Sistema de Integración de Centroamérica (SICA), adelantamos con Vargas Araya la posibilidad de cooperación en navegación aérea, seguridad operacional y en inducción académica", indicó Herrera al referirse a lo tratado con Vargas en su reciente visita a la sede del IDAC en la ciudad capital.

Herrera sostuvo que otro de los puntos entre ambos funcionarios fue la posibilidad de que los Estados de Centroamérica y República Dominicana se respalden mutuamente en las posiciones que se plantearán en la 39 asamblea de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) a celebrarse en septiembre próximo.

En el mismo sentido se expresó el presidente ejecutivo de Cocesna, quien indicó que ante el prestigio alcanzado por República Dominicana y su sistema aeronáutico en toda Latinoamérica, es muy posible que sea acogida por ese organismo internacional como miembro pleno.

"Hemos visto la posibilidad de que República Dominicana, en representación del director del IDAC, participe como observador en las reuniones del Consejo de Cocesna y que luego pueda integrarse como miembro de pleno derecho de nuestro organismo", explicó.

La visita del funcionario de Cocesna a las instalaciones del complejo aeronáutico, la Academia Superior de Ciencias Aeronáuticas (ASCA) y a la sede central del IDAC sirvieron para que comprobara tanto las infraestructuras y las tecnologías de punta con que cuenta el sistema aeronáutico dominicano, como la eficiencia de los técnicos y del personal docente que imparte las enseñanzas de las carreras aeronáuticas en la ASCA.