El presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), monseñor Gregorio Nicanor Peña, condenó hoy los hechos violentos registrados ayer en las elecciones primarios del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que dejaron dos muertos.

Peña dijo a periodistas que hechos como los ocurridos ayer "no deben pasar en un país civilizado".

Esto evidencia, señaló el presidente de la CDE, que en la República Dominicana "todavía tenemos que avanzar mucho en política".

"Tenemos que luchar para que se impongan las ideas, no la fuerza", opinó monseñor Gregorio Nicanor Peña

Los incidentes fatales ocurrieron en la localidad de Pescadería, Barahona, donde murió Gerald Pérez, y en el barrio Los Ciruelitos, en Santiago, donde falleció Erasmo Medina Espinal.