La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) mostró más evidencias de que en Marte alguna vez hubo agua.

Un nuevo estudio señaló que el "Planeta rojo" estaba conformado por lagos y arroyos hace más de tres mil millones de años.

El descubrimiento llegó gracias a datos recolectados por la misión espacial Curiosity, con los que los científicos concluyeron que el cráter Gale contenía agua.

De acuerdo con la NASA, Monte Sharp, una montaña en el centro del cráter, se formó por los sedimentos que se acumularon por años.

"Lo que pensábamos que sabíamos acerca del agua en Marte está siendo constantemente puesto a prueba", dijo Michael Meyer, jefe del Programa de Exploración de Marte de la NASA.

El científico asegura que el cuarto planeta del Sistema Solar probablemente hace miles de millones de años se parecía a la Tierra. “Nuestro reto es encontrar lo que pasó con ese húmedo Marte", agregó.