El Tribunal Colegiado de San Pedro de Macorís dictó 30 años de prisión a un hombre por incendiar una vivienda y causar quemaduras a su propietario luego de que sostuvieran una discusión el 30 de noviembre de 2014, en una barriada de esa ciudad.

Edwin Clarita Encarnación Estiben recibió la condena tras ser hallado culpable de incinerar la vivienda de Porfirio Hinojosa Reyes y provocarle quemaduras en un 40 por ciento de su cuerpo.

Como resultado de las lesiones la víctima permaneció internado por 26 días en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Luis Eduardo Aybar, del Distrito Nacional.

Las procuradoras fiscales Digna Consuelo Ortiz y Yuberkis Rosario Santana demostraron que Encarnación Estiben violó los artículos 265, 266, 295 y 434 del Código Penal Dominicano.

La juez Kenia Del Pilar Távarez, quien presidió el tribunal, dictó la sentencia tras declarar buenas y válidas las diferentes pruebas presentadas por el Ministerio Público.

Según se estableció, el condenado deberá cumplir la pena impuesta un centro penitenciario de San Pedro de Macorís.

El hecho ocurrió cerca de las 12:00 de la noche de la indicada fecha cuando la víctima se encontraba durmiendo en su residencia junto a su esposa y cuatro hijos menores de edad.

Previamente, de acuerdo al expediente, el imputado había estado consumiendo bebidas alcohólicas en un negocio propiedad de Hinojosa Reyes y al éste apagar la música e informarle que ya iba a cerrar porque era tarde, Encarnación Estiben se molestó, originándose entre ambos una discusión tras la cual este último se marchó del lugar y posteriormente regresó y prendió fuego a la vivienda.