Desde el lunes Santiago de Chile declaró una alerta ambiental debido a los niveles de contaminación que se encontraban sobre la ciudad.

Funcionarios del gobierno aseguraron que la ciudad se encuentra en condiciones inusuales, al parecer se presenta una sequía que no se había visto en más de 40 años.

La falta de lluvias hace que los contaminantes se incremente y se acumulen en mayor cantidad.

Como parte de las medidas de prevención de enfermedades,según información del canal británico “BBC”, el gobierno recomendó que las personas de la región eviten realizar actividades físicas al aire libre.

Además de limitar el uso de automóviles y maquinarias que produzcan más contaminantes.

Santiago vive esta situación principalmente por su ubicación geográfica, la cual está rodeada de montañas que no permiten la circulación del aire fácilmente.