Las firmas Inicia y Putney Capital Management dejaron en funcionamiento ayer en San Pedro de Macorís la primera Central Energética de Biomasa del Sistema Interconectado de Energía del país, que fue inaugurada por el presidente de la República, Danilo Medina.

Los 30 megavatios que generará la estación San Pedro Bio Energy a partir el bagazo de caña de azúcar del ingenio Cristóbal Colon evitarán la emisión de unas 80 mil toneladas de CO2 a la atmósfera, puesto que la biomasa es una nueva fuente de energía limpia, equiparable a renovables como la eólica o la solar.

La ejecución de la planta se ha hecho con inversión de más de 90 millones de dólares, de los que 55 fueron aportados por un grupo de entidades financieras lideradas por el Popular Dominicano, siendo las mayores aportaciones las de Banreservas y Banesco.

“Es la primera vez que una Central Energética en el país de esta magnitud es financiada única y exclusivamente por bancos locales”, una apuesta de financiación que pone de manifiesto “la fortaleza de nuestra banca nacional”, dijo el presidente del Consejo de San Pedro Bio Energy, Rafael Vélez.

El presidente de la Comisión Nacional de Energía, Juan Rodríguez Nina, afirmó que la infraestructura general suplirá la energía que consumen cada año más de 50 mil hogares y permitirá ahorrar 120 mil barriles de fuel oil.

Durante el periodo de zafra, que va del verano o época seca en que se cosecha la caña y se procesa, y que se extiende aproximadamente de noviembre a abril, el ingenio utilizará hasta 12 megavatios, y el resto del año toda la energía generada irá al Sistema Interconectado Energía del país (Seni).

Así, el ingenio aumentará su eficiencia con un incremento de su molienda de siete mil a 12 mil toneladas de caña de azúcar diarias, casi el 50 por ciento.

El presidente ejecutivo de Inicia, Felipe Vicini, afirmó que la sostenibilidad ambiental, social y económica es la piedra angular de las inversiones que realiza la firma que representa, por lo que la planta responde a la estrategia de invertir en empresas que sean más ecoeficientes.

“Para Inicia, la inversión en empresas energéticas en República Dominicana tiene que ser sobre una base que vaya más allá de simplemente generar riquezas, sino que tiene que ser también sobre la base de la eficiencia, la diversificación de la matriz de generación de energía del país y el compromiso con la sostenibilidad que estamos impulsando”, añadió.

Además de generar energía con bagazo y la leucaena, la planta también tiene capacidad de producirla con otras materias de biomasa como la acacia y el eucalipto e, incluso, podría hacerlo con gas natural o con carbón.