El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales incautó nueve ejemplares de cotorras Amazona Ventralis, especie en peligro de extinción, que habían sido capturadas por cazadores furtivos del parque nacional Valle Nuevo, Constanza, y que habían sido depositadas en un almacén para venderlas.

En un comunicado de prensa, la institución ambiental dijo que los ejemplares les fueron incautados a Ramón García, alias Ramón Guandulito, quien será sancionado con una multa de manera administrativa y luego sometido a la acción de la justicia acusado de violar la Ley 64-00 de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La incautación de las cotorras estuvo bajo la coordinación y dirección de la Procuraduría de Medio Ambiente, el Servicio Nacional de Protección Ambiental y la Administración del Parque de Valle Nuevo.

De acuerdo con las explicaciones del director de Biodiversidad del Ministerio, José Manuel Mateo, las crías ya están emplumadas y en unas dos semanas serán capaces de volar, etapa en la que los traficantes las comercializan.

Los llamados "pichoneros" se dedican a dar seguimiento al ciclo de desarrollo de las cotorras para saber cuando están en la etapa de reproducción, localizan sus nidos y roban los polluelos, que tienen una gran demanda en el mercado.

Sin embargo, su comercialización está prohibida por tratarse de una especie en peligro de extinción, de acuerdo a la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

También está entre las protegida por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), firmado en 1973 y del cual República Dominicana forma parte.