La Policía informó de la muerte de dos personas por las quemaduras sufridas en el incendio de una nave donde funciona un taller de ebanistería en Verón, provincia La Altagracia; mientras que dos niñas resultaron heridas el fuego declarado en una residencias en el barrio Los Acostados de Azua.

Asimismo, la institución investiga las circunstancias en que un yate se incendió mientras se encontraba atracado en el muelle de Río Salado de La Romana, según señaló en un comunicado.

En el paraje de Verón del municipio de Higüey, dos personas, hasta el momento no identificadas, murieron calcinadas al originarse un incendio, cuyas causas son investigadas, en una nave donde funciona un taller de ebanistería y tapicería, administrado por el nacional español Sergio Hernández Genove, de 38 años.

Los cadáveres fueron encontrados en el almacén de la referida nave en las condiciones anteriormente descritas.

En tanto, en el barrio Los Acostados de Azua, un cortocircuito originó un incendio en la que resultó parcialmente quemada la residencia de la señora Dileisy Pérez, de 35 años.

Sus dos hijas, de 8 y 10 años de edad, respectivamente, resultaron heridas, la primera con quemaduras de primer grado en la cara, y la segunda con quemaduras de primer y segundo grado en la cara y en ambos brazos, según el diagnóstico médico del Centro Médico Popular Azuano (CEMPA).

Por otro lado, y de acuerdo con el reporte preliminar del hecho ocurrido en La Romana, el yate de pesca Missianna, propiedad de un hombre sólo identificado como William, se incendió a primeras horas de la mañana de ayer, siendo sofocado por el Cuerpo de Bomberos de esa ciudad, sin que se reportaran daños ni pérdidas personales.

Los cadáveres correspondientes al segundo caso fueron enviados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para los fines legales correspondientes, mientras que la Policía continúa las investigaciones para determinar las causas de los siniestros.