La Policía Nacional informó hoy de que investiga la muerte de una haitiana que, al parecer, fue abandonada en la frontera por un compatriota suyo que se dedica al tráfico de personas.

La entidad del orden explicó que el cadáver de la mujer fue encontrado en un lugar deshabitado de la comunidad de Piloto, del distrito municipal de Cana Chapetón, en la provincia de Montecristi, y que, aparentemente, murió de hambre y sed.

Pobladores dijeron a medios locales y a las autoridades que la vieron caminar junto a otros inmigrantes ilegales, pero que al parecer su debilidad física no le permitió llegar a la ciudad de Santiago, que era su destino.

En declaraciones a periodistas, el alcalde de la comunidad de Piloto, Anselmo Peña, lamentó el caso y, a la vez, denunció que diariamente decenas de haitianos indocumentados son traficados desde su país por personas de las dos naciones y que muchos son abandonados en los montes, lo que pone en peligro su vida.

Por otro lado, soldados fronterizos arrestaron al menos 80 haitianos que cruzaron la frontera dominico-haitiana con destino a este país, principalmente a la ciudad de Santiago.

El Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) comunicó que los inmigrantes fueron entregados a las autoridades migratorias, quienes procedieron a repatriarlos al vecino país.

Autoridades militares dijeron a Efe que los extranjeros caminaban por montes y calles de las comunidades de la Vigía, Benito Monción, Santiago de la Cruz, los Miche y que declararon que su intención era dirigirse a la ciudad de Santiago, donde hay una elevada población de haitianos, la mayoría indocumentados.