La presunta fuga de una cárcel española de Ambiorix Nepomuceno Rodríguez, acusado de asesinar en 2015 a la abogada Paola Languasco, indignó a los familiares de la víctima por el alegado silencio del Ministerio Público ante un hecho que data de un mes.

El periódico El  Diario de Burgos, de la ciudad española del mismo nombre, publicó a finales de julio que “Ambiorix Nepomuceno cumplía condena por drogas en Zaballa (Alava) y el 2 de julio salió con orden de regresar el día 7” y “no lo hizo”.

“Es increíble que la Procuraduría General de la República sabe que Ambiorix Nepomuceno Rodríguez se escapó hace un mes de una cárcel de España y todavía no nos lo ha avisado a nosotros los famililiares.

Esposible que Ambiorix esté en Santo Domingo y nosotros no lo sabemos”, se quejó en un video por Facebook el padre de Paola, Leopoldo Languasco.

Criticó que, en cambio, cuando la Interpol apresó al presunto asesino de su hija, de inmediato las autoridades dominicanas lo anunciaron a la prensa. Ayer, el procurador general, Francisco Domínguez Brito, manifestó su preocupación e inconformidad ante la información de la fuga del dominicano,  quien había sido solicitado en extradición a España, donde cumplía condena por narcotráfico.

Domínguez Brito aseguró que recibió la información ayer y que de inmediato se puso en contacto con la Embajada de España en el país. “Ese señor es un asesino y un criminal, por lo tanto, no debe estar en las calles”, declaró el funcionario. 

“De ser finalmente cierto la información de la fuga, deberá hacerse todo cuanto sea posible para que sea nuevamente capturado”, agregó. 

El 6 de abril de 2015 Languasco salió de su residencia en Puerto Plata hacia Santiago a reunirse con un hombre al que conoció por Facebook; duró 19 días desaparecida y la encontraron muerta en Santiago, con cuatro impactos de bala y signos de violación sexual.

El sospechoso, Nepomuceno Rodríguez, escapó del país y cayó detenido en España, donde enfrenta también cargos por narcotráfico.