La compañía ganadora de un concurso para proveer los equipos que agilizarán los resultados electorales de 2016, informó ayer que cuenta con 16 mil dispositivos óptimos para el conteo de votos e igual cantidad para registrar los datos biométricos de los concurrentes.

La multinacional Indra ofreció una rueda de prensa en la que se defendió del escepticismo surgido en algunos sectores políticos, originado supuestos escándalos y acusaciones que supuestamente han afectado a esa compañía en otros países en los que ha trabajado.

Sus ejecutivos sostuvieron que es una empresa líder en consultoría y servicios de tecnología tanto en Europa como en Amèrica Latina.

“No hemos tenido dificultades y no tenemos conocimiento de ninguna acusación que pese de algún país en nuestra contra”, dijo Jesús Gil Ortega, director de Procesos  Electorales de Indra. Detallaron que han prestado soporte al desarrollo de elecciones en países como Argentina, Colombia, el Salvador, Reino Unido, Noruega, España, Estados Unidos y Francia.

“Hasta el momento no tenemos conocimiento de ninguno de los países donde hemos prestado servicios, los cuales no se sienten inconformes con el trabajo de la empresa o que hayamos recibido quejas”, agregó Gil Ortega.

Para República Dominicana, que se enfrenta a uno de los comicios más complejos,  por juntar otra vez todos los niveles de elección con 4,200 cargos en disputa, tener buenos resultados en el proceso y ofrecer garantías de transparencia constituye su mayor reto.

“Si ganamos la licitación es porque tenemos la capacidad  de oferta, esencialmente de los aspectos técnicos; esta ha sido mucho mejor a cualquier otra oferta que el país haya podido recibir”, respondió a ese punto Juan José Berganza, director de Comunicación. Marca y Responsabilidad Corporativa.

Sin embargo, ante la pregunta de la prensa sobre qué tan rápidos serán los resultados en los comicios presidenciales, legislativos y municipales del 15 de mayo próximo, los ejecutivos no tuvieron respuesta, aunque aseguraron que esa votaciones representarán el proceso más ágil que haya tenido el país, gracias a la tecnología suministrada por la empresa.

“Tenemos el tiempo suficiente para organizar los comicios electorales en el país, si no, no hubiésemos participado, y hemos trabajado números mayores a lo que aquí se refiere”.

Aunque la convocatoria decía que harían una muestra de cómo sería el proceso, los representantes de Indra relegaron ese ejercicio a su contratante, la Junta Central Electoral (JCE).

Otra de las ventajas que promete este plan de automatización del certamen político es la reducción del tiempo en fila, debido a la identificación biométrica de los concurrentes a las urnas.


En las elecciones próximas estarán aptas para votar cerca siete millones de personas, distribuidas en unos 16,000 colegios electorales, compuestos por un máximo de 600 electores cada uno.