El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández, anunció hoy que la irrigación de cultivos está garantizada de Azua, San Juan, Sánchez Ramírez y Santiago, gracias a las últimas precipitaciones, que han incrementado de las reservas de agua de algunos embalses.

Las presas de Hatillo, Tabera-Bao, Sabana Yegua, y Sabaneta aumentaron los niveles hídricos, por lo que "estamos preparados para dar 24 horas de riego" a los cultivos. Estamos autorizando la siembra masiva de tomates, que comenzó el 2 de noviembre, y eso es porque tenemos el agua en Sabana Yegua", dijo el responsable del Indrhi.

"Igual para el banano, el arroz, el plátano, etcétera. Y en San Juan estamos autorizando la siembra de habichuelas, de tomates, de cebollas y de arroz", agregó.

Sin embargo, los niveles de las presas de Monción y su embalse en Santiago Rodríguez; el Rincón, en La Vega; y el complejo Valdesia-Jiguey, en Peravia, no son suficientes para garantizar el riego de los cultivos, por lo que Fernández instó a los agricultores a hacer "una siembra racionalizada" en esas provincias.

"No es igual que en una zona se pueda hacer una siembra del 30 o el 40 por ciento" del terreno "a que se pueda sembrar el cien por cien; lo que queremos es ayudar a los agricultores para que no incurran en inversiones, y que luego no podamos darles el servicio para salvar su cosecha", indicó.

El director del Indrhi confía en que próximas precipitaciones contribuyan a aumentar el agua embalsada en estas áreas, paliando así los efectos la fuerte sequía que ha padecido todo el territorio nacional durante este año, hasta la caída de las últimas lluvias.