Este jueves, miles de personas recordaron el 70 aniversario del bombardeo atómico en Hiroshima, Japón.

La multitud guardo silencio en el Parque Monumento de la Paz, para conmemorar a las 140 mil personas que murieron después de que una bomba atómica fuera arrojada por Estados Unidos sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945.

El silencio fue interrumpido únicamente por el sonido de una campana que sonó a las 08:15 tiempo local, hora exacta en que sucedió el bombardeo.

Shinzo Abe, primer ministro de Japón, estuvo presente en el evento. Mediante un discurso aseguró que el país ha sido blanco de un arma atómica y que por esa razón tiene que promover el desarme nuclear.

Representantes de otros países lo acompañaron al evento, entre ellos la embajadora de Estados Unidos en Japón, Caroline Kennedy, informó el periódico británico "The Guardian".