Olvídate de Donald Trump o Hillary Clinton: vota por Zoltan Istvan como presidente de los Estados Unidos en 2016 y sus promesas de campaña durarán una eternidad. El candidato futurista de 42 años proveniente de California se está presentando bajo el Partido Transhumanista, prometiendo el desarrollo de tecnología avanzada que nos ayude a desterrar la mortalidad y vivir para siempre. Istvan –uno de los mil 149 candidatos presidenciales legalmente registrados ante la Comisión Federal Electoral– conversa con este medio sobre sus ambiciones políticas.

¿Por qué decidiste postular a la presidencia?
–Creo que Estados Unidos necesita un líder que esté consciente de cómo la ciencia y la tecnología están cambiando drásticamente nuestro mundo. Pronto, la gente podría empezar a fusionarse con máquinas, o vivir 500 años, o tener robots como sus médicos. Esto es algo que cambia la vida, y ningún otro candidato presidencial en Estados Unidos se está dirigiendo a esto.

¿Cuáles son los principales puntos de tu agenda política?
–Intentar hacer todo lo posible para que los científicos y tecnólogos increíbles de Estados Unidos tengan los recursos para superar la muerte humana y el envejecimiento dentro de 20 años. Fomentar una mentalidad cultural en América, que acepte y produzca tecnología radical y ciencia con el mejor interés para nuestra nación y especie. También, crear salvaguardas nacionales e internacionales y programas que protejan a las personas contra la tecnología abusiva y otros peligros planetarios posibles que podríamos enfrentar mientras hagamos la transición a la era transhumanista.

Inmortalidad: ¿cómo se puede lograr esto?
–Se puede llegar a la inmortalidad de varias formas. Yo prefiero los órganos robóticos, ya que la mayoría de las muertes son resultados de la insuficiencia de órganos. Pero también existe la posibilidad de revertir el envejecimiento a través de terapias génicas. También existe la posibilidad de cargar la mente a un computador. La gente ya está experimentando subiendo pensamientos y han tenido cierto éxito.

¿Crees que EEUU tendrá un futuro cyborg?
–Sí, los americanos serán todos cyborgs en el futuro. Creo que casi todo el mundo se convertirá en parte máquina y en parte humano. Al igual que como todo el mundo hoy en día utiliza un teléfono celular, conduce un coche, o está en Facebook. Todos estaremos usando partes del cuerpo biónicos para convertirnos en transhumanos y cyborgs. Tal vez un pequeño porcentaje del país va a querer seguir siendo sólo humano, pero la gran mayoría se convertirá en cyborg dentro de 50 años.

¿Qué es la cosa más importante que EEUU tiene que hacer en este minuto?
–Crear inteligencia artificial. He argumentado antes que lo más importante desde el punto de vista de la seguridad nacional es el desarrollo de la IA antes que lo haga cualquier otro país. ¿Te imaginas si China lo desarrolla antes que los Estados Unidos? Podría volver a escribir todos los códigos nucleares en dos horas, y girar el escenario geopolítico. Es imperativo que una nación democrática alcance la IA primero, y se asegure de que ninguna otra especie pueda existir. Y una vez que hayamos creado esta super-inteligencia, podremos utilizarla para resolver muchos de los problemas del mundo, tales como la destrucción ambiental.

¿Cómo evalúas tus posibilidades de ganar en el 2016?
–Tengo, por desgracia, pocas posibilidades de ganar. Sin embargo, creo que tendré mejores probabilidades en 2020 o 2024. Para mí, el 2016 es una elección de calentamiento donde yo estoy tratando de hacer conocido mi nombre y lograr una buena campaña. Este será el escenario para otras carreras presidenciales en los próximos cuatro años.

Si te convirtieras en el presidente de EEUU, ¿cuáles serían tus tres primeros pasos?
–Desviaría dinero de defensa y la fabricación de bombas hacia la investigación para la extensión de vida. Haría que toda educación universitaria fuera gratis y obligatoria y trataría de instalar una renta básica universal. Los robots pronto tomarán todos los trabajos, y debemos proteger a las personas dándoles algo para ayudarles a vivir felizmente y con éxito.

Podrías convertirte en el primer transhumanista en la Casa Blanca. ¿Cómo te sientes sobre eso?
–Daría la bienvenida a eso. He trabajado mucho en mi carrera para ser el primero y me gustaría utilizar mi influencia para cambiar el mundo para mejor. Podemos lograr que todos los ciudadanos vivan más tiempo, mejor y más saludables. Y entonces podríamos animar al resto del mundo a hacer lo mismo. Además, hay una cosa que es cierta: no voy a ser el último transhumanista de llegar a la Casa Blanca. Muchos más vendrán en pos de mí, ayudando a hacer del mundo un lugar mejor.