La Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH) apoyó los esfuerzos por reducir la evasión y subir las recaudaciones, pero señaló que el Gobierno desperdicia su mejor momento para una reforma fiscal integral como contempla la Estrategia Nacional de Desarrollo (END).

La entidad empresarial sostuvo que las medidas administrativas para incrementar los ingresos del Estado –como las que se están tomando actualmente- pueden tener un impacto positivo coyuntural, mas no revierten los problemas estructurales que debilitan al aparato fiscal, que sólo podrían ser corregidos con una reforma profunda.

El presidente de la AEIH, Antonio Taveras Guzmán, dijo que el Gobierno se han planteado captar en 2017 unos RD$63,530 millones por encima de las recaudaciones previstas para este año, una meta que –desde su óptica- resulta retadora sólo descansando en medidas administrativas.

“Este nivel adicional de recaudaciones que citamos es, por su intensidad, equivalente al impacto de cualquier reforma fiscal”, señaló el dirigente empresarial tras insistir en que se trata de un reto muy grande.

Taveras Guzmán manifestó que –aunque la administración tributaria logre el objetivo de aumento de los ingresos al nivel programado- en el país seguirán persistiendo fenómenos estructurales que limitan el financiamiento del desarrollo. Se refirió al déficit cuasi fiscal del Banco Central, la creciente deuda pública y su costo financiero y el mismo déficit fiscal del Gobierno, que, plantean, sólo pueden ser corregidos en el marco de una reforma integral a través de un pacto fiscal.

“Aplazar esa reforma fiscal integral para cuando llegue el desgaste político y se agraven los problemas que limitan los ingresos del Estado, es un error, pues el proceso resultaría tortuoso y muy doloroso”, afirmó el presidente de los industriales de Herrera.

Por otro lado, Taveras Guzmán llamó a reflexión sobre el daño que implica para la pequeña y mediana empresa, y la generación de nuevos empleos, la decisión de cobrar por adelantado el 50% del Itbis en Aduanas, una medida asegura creará convulsiones en el flujo de caja de los negocios, con el riesgo de hacerlos insostenibles.