La Inspectoría General del Ministerio Público pidió hoy que se enjuicie al fiscal de Samaná, Robert Francis Justo Bobadilla, contra quien pesan varias denuncias por supuesto, entre otros, acoso sexual.

Dicho órgano presentó una acusación disciplinaria en contra del fiscal de la citada provincia.

"Existe suficiente base probatoria y elementos que fueron recabados de manera lícita, los cuales explican y hacen verificables la ocurrencia de los hechos de los que se acusa al imputado y comprometen su responsabilidad disciplinaria", reza la solicitud.

Además se solicita que sean aplicadas las disposiciones establecidas en el artículo 49 del Reglamento Disciplinario del Ministerio Público a Bobadilla.

Dicho artículo prevé que el funcionario del Ministerio Público que haya sido destituido por cometer una falta muy grave, no podrá volver a ocupar funciones en el Ministerio Público, y estará inhabilitado para prestar servicio en cualquier otra función pública durante cinco años a partir de haberle sido notificada la destitución.