Miembros de la unidad de la Armada de República Dominicana y del Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos, interceptaron este viernes en alta mar una embarcación con 19 personas a bordo, cuando se dirigían ilegalmente a Puerto Rico.

El comandante general de la Armada de República Dominicana, vicealmirante Miguel Enrique Peña Acosta, informó hoy a este respecto y sobre en otro operativo realizado en la comunidad costera de Costa Esmeralda, en Miches, en el que una patrulla terrestre de esa institución naval detuvo otras cinco personas quienes pretendían viajar ilegalmente a la vecina isla de Borinquen.

Peña Acosta, quien habló a través del vocero de la Armada Dominicana, capitán de navío Augusto Alberto Lizardo González, explicó que el grupo de las 19 personas apresadas en alta mar está integrado por 17 cubanos y dos dominicanos.

Todos ellos fueron remitidos a la sede central de la División de Inteligencia Naval, en la provincia Santo Domingo Este, para los fines correspondientes.

Los dos dominicanos apresados junto a los 17 ciudadanos cubanos son investigados a fin de determinarse si son los capitanes de la embarcación en que se dirigían clandestinamente a Puerto Rico.

En cuanto a los cinco apresados en Costa Esmeralda, Miches, provincia de El Seibo, la institución naval informó de que estos fueron capturados cuando aguardaban la llegada de una yola que los transportara ilegalmente a la vecina isla de Puerto Rico.

La embarcación, de fabricación rudimentaria, fue localizada posteriormente por una patrulla terrestre de la Armada de República Dominicana abandonada en la zona costera de Celedonio, en la costa Este del país.

Estas cinco personas, también apresadas por intentar viajar irregularmente a Puerto Rico, fueron remitidas a la sede central de la División de Inteligencia Naval (M-2), en la provincia Santo Domingo Este, para los fines procedentes.

El comandante general de la Armada de República Dominicana aseguró que tanto la captura este viernes de estas 24 personas, incluidos los 17 cubanos, como la frustración en las últimas semanas de otros viajes ilegales hacia Puerto Rico, así como el decomiso de yolas, combustibles y vehículos, forman parte de las medidas de seguridad y vigilancia en los principales puntos costeros del país para luchar contra los viajes ilegales, el narcotráfico y otros delitos.