Una investigación realizada por un equipo internacional de astrónomos concluyó que el universo se está apagando y muriendo lentamente.

Según la investigación coordinada por Galaxy And Mass Assembly (GAMA), la energía actual de las estrellas es la mitad de la que se emitía hace dos millones de años y al parecer el proceso es imparable y definitivo.

Para determinar esto los astrónomos han medido la energía generada dentro de una considerable zona del espacio, revelando que la reducción se produce también en la luz ultravioleta y el infrarrojo.

“Utilizamos todas las instalaciones terrestres y espaciales a nuestro alcance para medir la emisión de energía de esas más de 200 mil galaxias en cuantas longitudes de onda nos fue posible”, explica Simon Driver líder del proyecto.

Aunque desde 1990 se descubrió que el Universo se está lentamente desvaneciendo, no fue hasta este trabajo que se evaluó su producción de energía.

Driver también aclaró que de ahora en adelante, el universo ira decayendo y envejeciendo lentamente, “Básicamente, el universo se ha sentado en el sofá, se ha tapado con una manta y está a punto de dar una cabezada para echarse una siesta eterna”, declaró el astrónomo.