El ministro de Energía y Minas, Antonio Isa Conde, consideró “obsoleta y jurásica” la Ley Minera que data de 1971 y reveló que la institución a su cargo trabaja un anteproyecto de modificación de esa legislación.

Sostuvo que las propuestas de cambio a la legislación se están concibiendo para reducir el tiempo de duración de las nuevas concesiones y la extensión de las áreas, así como para tener más rigurosidad en la fiscalización minera, sobre todo en los aspectos de protección al medioambiente.

El ministro dijo que anteriormente hubo concesiones que se otorgaron por tiempo ilimitado, aunque la mayoría fue por 75 años, muchas de las cuales no cumplían con los requisitos que exigen los estándares actuales de la minería. Se mostró a favor de que en La Ley Minera se obligue de manera más enérgica a las empresas a remediar los pasivos ambientales.

“Es una bendición que el país tenga muchas riquezas mineras, pero eso puede convertirse en una maldición si no se respetan las normas ambientales”, dijo.

Isa Conde expresó que lo ideal es que el Estado dominicano sea el que defina cuáles son las áreas con interés de exploración y explotación minera.