La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aseguró a través de las redes sociales que “jamás renunciará” después de que el diario Folha de Sao Paulo, uno de los más influyentes del país publicara ayer un editorial pidiendo la dimisión de la mandataria.

“Sectores de la sociedad favorables a la salida de Dilma, que antes apoyaban el impeachment (juicio político), ahora piden su renuncia. Evitan así el constreñimiento de respaldar una acción indebida, ilegal y delictiva”, escribió Rousseff en su perfil de Facebook.

Y agregó: “Al editorial de Folha de Sao Paulo publicado este domingo queda la respuesta de la presidenta: jamás renunciaré”.

El texto fue divulgado con un vídeo que incluye trechos de varios discursos pronunciados por Rousseff en los que afirma que quienes piden su renuncia están “reconociendo que no hay una base real” para pedir su salida.

En el video, la jefa de Estado también sostiene que no cometió ninguna “acción ilegal” que justifique el juicio con fines destituyentes que el Legislativo analiza abrir en su contra y tilda de “golpe contra la democracia” dicho proceso.