El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario Márquez, explicó ayer a los miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país el funcionamiento de los dispositivos que se utilizarán en las elecciones del 15 de mayo, para el escrutinio de votos y reconocimiento de los votantes.

Los asistentes pudieron ver una demostración sobre cómo será el envío de las boletas, las revisiones y el tiempo que será necesario para enviarlas al sistema.

Además, Rosario aprovechó para informar a los diplomáticos que podrán participar como invitados en los comicios y aclaró que en la JCE “no existe el interés de excluir a los embajadores de nada, sino de hacer las cosas por la vía correspondiente.”

“En el proceso podrán hacer todo lo que hacían antes y podrán tener todas las informaciones que requieran (…) todo en lo que puedan contribuir, háganlo. Somos receptores y sus recomendaciones será bien recibidas “, agregó Rosario.

Según explicó, el proceso, tal y como se ha hecho en convocatorias anteriores, debe hacerse a través de la Cancillería de la República, cuyo titular, Andrés Navarro, destacó que “para el país es una gran oportunidad que los embajadores sean partícipes del proceso de elección de nuevas autoridades”.

Opinó que las explicaciones de la JCE, en las que estuvo presente junto a los miembros del Pleno, demuestran que el proceso se fortalece cada vez más, y da garantías al pueblo dominicano de que todo se hará “con la debida transparencia y pulcritud.”

Durante el encuentro en la sede de la JCE, el organismo también informó que el “Latinobarómetro” está en el proceso de auditar el Padrón de Electores y que la Organización de Estados Americanos (OEA), auditará todos los equipos electrónicos que se utilizarán en las votaciones, para dar mayor fortaleza y credibilidad al proceso.