El presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), Julio César Souffront Velázquez, consideró hoy como un "triunfo" para el país la extradición desde Egipto del francés Christophe Naudin, implicado en la fuga de dos pilotos también de nacionalidad francesa.

La extradición "es un triunfo para la Procuraduría y para las autoridades, pero sobretodo para la población que se sintió lacerada" por la fuga el año pasado de los franceses Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, pilotos de un avión en el que las autoridades locales encontraron 700 kilos de cocaína.

Naudin fue detenido el mes pasado en Egipto, quien hoy decidió extraditarlo a la República Dominicana, donde tiene previsto llegar la madrugada de este viernes, según lo informado hoy por el procurador general, Francisco Domínguez Brito.

En declaraciones a periodistas, Domínguez Brito señaló hoy que se respetará el debido proceso y los derechos de Naudin, pero se pedirán sanciones por su supuesta implicación en la fuga de los dos pilotos.

En ese sentido, explicó que Naudin, especialista en seguridad aérea, podría enfrentar penas de entre 5 a 10 años de prisión.

El francés es señalado de organizar la fuga de República Dominicana de Fauret y Odos, arrestados en marzo de 2013 junto a otros dos franceses en el aeropuerto de Punta Cana.

El arresto se produjo cuando se disponían a despegar con rumbo a Saint-Tropez (Francia) en un avión Falcon en el que las autoridades dominicanas hallaron 700 kilos de cocaína, valorados en unos 33 millones de dólares.

Pese a que los pilotos aseguraron que desconocían el contenido de las 26 maletas que transportaban, el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional los declaró culpables de asociación para cometer el crimen de narcotráfico internacional y los condenó a 20 años de cárcel.

La condena fue apelada por sus abogados, por lo que los condenados no entraron a prisión, pero tenían prohibido abandonar el país.

El pasado 11 de febrero, la condena fue ratificada por la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que acogió una solicitud presentada por el Ministerio Público.

Fauret y Odos se encuentran en prisión provisional en Francia, donde fueron inculpados a su llegada por narcotráfico, precisamente por el tráfico de drogas con la República Dominicana.