El jefe de la Policía Nacional, mayor general Nelson Peguero Paredes, encabezó este sábado la comisión integrada por oficiales generales, superiores, subalternos, clases y Alistados, que manifestaron sus condolencias a los familiares del extinto raso policial Adriano José Peguero Hernández.

Se recuerda que el agente se encontraba realizando sus labores preventivas en una playa de Verón-Bávaro, y al retornar junto a otro agente a bordo de la motocicleta marca Yamaha RX-115, color negro, fueron atropellados por la jeepeta marca Toyota Hilander, placa G188423, conducida por Alejandro Espinal Ovalles, de 30 años, quien está detenido.

Peguero Paredes reiteró que la pérdida de este miembro es sensible para sus familiares así como para nuestra institución, y será recordado por ser cumplidor en sus labores policiales.

El cuerpo está siendo expuesto en la Funeria Savica, de la calle Pasteur en el Distrito Nacional y el sepelio será a las dos de la tarde de hoy en el cementerio Cristo Redentor.