El jefe de la Policía, Nelson Peguero Paredes, descartó hoy, lunes, que las acciones anunciadas en contra de las personas que se desplacen en motocicletas con "perfil sospechoso" se convierta en una "cacería de brujas".

"No vamos, en ningún momento, a vulnerar los derechos de los ciudadanos", dijo el jefe policial en declaraciones a periodistas, y explicó que "todas las policías del mundo y los organismos de seguridad del mundo trabajan con perfiles sospechosos".

No obstante, reconoció, que "una persona puede tener un perfil sospechoso y no ser un delincuente" por ello, indicó: "tenemos que actuar con comedimiento".

Durante los operativos en contra de los ocupantes "sospechosos" de motocicletas, las autoridades identificarán si el motor tiene sus documentos al día y si los ocupantes tiene un historial delictivo.