El juez John Guiliani, del Tribunal Superior Electoral (TSE) y  quien aspira a volver a formar parte de la Junta Central Electoral (JCE), admitió que cometió una irregularidad al cobrar durante un año la pensión como exmiembro del organismo y su sueldo por el nuevo cargo.

Guiliani se confesó ante la comisión especial del Senado que evalúa a los candidatos a integrar la JCE. La pensión de la JCE ascendía a RD$125 mil 191.30 mensuales, los que cobró al tiempo que recibía su salario de RD$360 mil pesos mensuales en el tribunal.

“Le preguntamos que si era cierto que durante un tiempo él estuvo cobrando su pensión (de la JCE) y cobrando su salario (del TSE) y dijo que sí; y que él, haciendo un ejercicio ético, palabras de él, haciendo un ejercicio ético, lo retiró (el cheque)”, empezó contando el presidente de la comisión, Dionis Sánchez, en una entrevista en el programa radial El Sol de la Mañana.

“Le preguntamos qué tiempo, y más o menos un año él y otros hicieron eso. Se le preguntó que cuándo tomó la decisión (de dejar de cobrar), y respondió que fue cuando el rumor público planteó el tema”, continuó el presidente de la comisión que evalúa a los candidatos a la JCE hasta 2020. “Le preguntamos que si él estaba en disposición de devolver el dinero que había recibido, que se calcula en más de un millón y pico (de pesos) más o menos, y él dijo que si se solicitada estaba en disposición de devolverlo”, detalló Sánchez sobre la entrevista que le hiciera la comisión al exmiembro de la JCE y actual juez del TSE.

El jurista, de 55 años fue miembro de la JCE de 2006 a 2010 y pasó a formar parte del TSE en diciembre de 2011.

“Lo quieren para presidir”

El dirigente político Guido Gómez Mazara, disidente con respecto a la dirección nacional de su Partido Revolucionario Dominicano (PRD), había denunciado esta situación y sostuvo que el hecho lo hacía ineligible para el puesto. Además, aseguró que la inscripción de Roberto Rosario como aspirante a repetir en la presidencia de la JCE no fue más que una distracción para designar en el cargo a Guilliani.

La falta de consenso en cuanto a la matrícula de estos organismos fue el motivo que expuso la oposición para retirarse del diálogo político por las reformas electorales.