El sábado, en dos ceremonias, Francisco Ozoria asumió su papel de nuevo arzobispo de Santo Domingo en reemplazo de Nicolás de Jesús López Rodríguez.

Temprano por la mañana llegó a la Catedral para el acto de entronización, donde fue saludado y felicitado por el presidente Danilo Medina. Horas más tarde estuvo en el Centro Olímpico de la capital para celebrar una multitudinaria misa.