¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de mama?

El primer riesgo para sufrir cáncer de mama es ser mujer. Es mucho más frecuente en mujeres. Hace algunos años había factores de riesgo identificados pero ya nosotros preferimos que todas las mujeres se cuiden de esta enfermedad.

Hay una edad donde el riesgo empieza a aumentar de manera importante, que es a partir de los 50 años pero en nuestro país, cada vez estamos viendo más y más mujeres con menos de 50 años afectadas por esta enfermedad.

En Estados Unidos proponen que las mamografías se hagan a partir de los 50 años y todavía aquí en República Dominicana esa no puede ser una edad aconsejable para el estudio.

Por ejemplo, aquí en el hospital –Instituto de Oncología Doctor Heriberto Pieter– el tercer grupo con más frecuencia en cáncer de mama es el grupo entre 40 y 45 años.

¿Cuántos casos de cáncer de mama se diagnostican cada año en República Dominicana?

Lamentablemente, no hay un registro nacional de tumores. La única estadística confiable es un registro hospitalario de este Instituto Oncológico Doctor Heriberto Pieter. Se viene haciendo ese registro desde hace 15 años, que si bien es cierto no refleja la estadística nacional. Uno lo que – como médico- trata de extrapolar algunos números.

Por ejemplo, nosotros el año pasado recibimos 2,500 pacientes nuevos de cáncer. De ese grupo la enfermedad más diagnosticada fue el cáncer de mama con 570 pacientes nuevos.

El cáncer de mama desde hace más de 10 años es la enfermedad más diagnosticada en nuestro hospital. Diez años atrás era el cáncer cervicouterino. Ya el cáncer de mama lo ha sobrepasado.

Ahora bien, ¿hay más cáncer de mamá o hay menos cáncer cervicouterino? Sin una estadística nacional uno no puede hablar de eso. Suponemos que hay más cáncer de mama. Suponemos que en el país deben estarse diagnosticando entre 1,500 y 1,800 casos anuales de cáncer de mama. Suponemos, pero no es estadística.

Otra cosa lamentable, según lo observado, es que el cáncer de mama tiene cuatro etapas y más del 50% de nuestras pacientes vienen en etapas 2, 3 y 4. Etapas localmente avanzadas.

Tú te vas a los Estados Unidos y allá más del 50 % de los pacientes está en la etapa uno. ¿Qué significa? Que aquí no estamos haciendo prevención de cáncer de mama o que la que estamos haciendo es muy mala.

¿Cuál es la mejor manera de prevenir el cáncer de mama?

La palabra de prevención en cáncer de mama realmente no existe. No puedes prevenir a ciencia cierta a las personas para que no sufran la enfermedad. La palabra prevención en cáncer de mamá es lo que se refiere a diagnóstico temprano. Se trata más bien de intentar de pescar la enfermedad tempranamente, en una etapa donde es curable, controlable.

La mejor estrategia para la prevención, para el diagnóstico temprano en el cáncer de mama es la mamografía y la sonografía; anualmente a partir de los 40 años de edad.

Hacerte una mamografía o una sonografía no evita que tú tengas cáncer de mama. Lo que hacemos con esto es tratar de diagnosticarlo a tiempo. La mayoría de las pacientes llegan a este hospital en tercer grado. Eso es increíble.
 
¿Qué falta por hacer, desde el Estado, ante esta situación sanitaria?

Educación en los pueblos y en los barrios, campañas educativas, centros diagnósticos de atención primaria en todo el país, mamografías y sonografías de calidad, porque no haces nada con tener un mamógrafo en San Pedro de Macorís sino tienes quién te lo lea (el resultado). Hay que sentarse y hacer una inversión importante en eso.
 
¿Cuánto cuestan los métodos diagnósticos para determinar si una persona tiene o no cáncer de mama?

Ya gracias a Dios buena parte de los dominicanos tienen su seguridad social. Los pobres tienen el Senasa (Seguro Nacional de Salud) y el régimen subsidiado cubre buena parte de los métodos diagnósticos y de los tratamientos. Falta por incluir cosas importantes que tenemos años luchando por ellas pero no se puede negar que estamos mejor que hace 10 años definitivamente. Yo creo que hay que hacer más esfuerzos porque nunca es suficiente.

¿Cuál es el tratamiento para esta enfermedad?

El cáncer de mama se trata de tres formas: cirugía, quimioterapia y radioterapia.

El orden en que van esos tres tratamientos depende de la etapa clínica de la enfermedad. En la etapa clínica más tardía la quimioterapia va primero seguida de la cirugía. Pero el orden depende de la etapa clínica en que esté cada paciente.

Un tratamiento para un paciente de cáncer de mama en un año usualmente ronda el millón o millón y medio de pesos. Entre cirugía, quimioterapia y radioterapia. Eso es entandar; sin salirse de lo normal.

En este mes, octubre, se realizan muchas actividades vinculadas al cáncer de mama. ¿Cree usted que estos eventos ayudan realmente a disminuir este mal que afecta la salud de tantas mujeres?

Lo que se ha hecho es bueno pero falta demasiado. Y una de las cosas que yo critico es que en los últimos años este mes de octubre se ha tomado como un “show”. Es un “show”. Ponen muchas luces rosadas pero ya el 1 de noviembre se olvidó todo.

El paciente sigue sin tener acceso a mamografías, a buenas sonografías. Los pacientes en seguro social tienen que venir y nosotros proveerle todos los recursos para tratarse las reconstrucciones después de la mastectomía porque el seguro social no lo cubre. El seguro cubre la extirpación pero no la reconstrucción. O sea, que venimos con la misma deficiencia de siempre y en octubre siempre hablamos los mismos temas.

¿Qué tan efectivo es el autoexamen de mama que tanto sugieren en estos días a las mujeres?

Eso no funciona. Eso no es seguro porque cuando un cáncer de mama puedes tocártelo con tus dedos ya ese cáncer tiene dos tercios de su vida corriendo. Es decir, ya ese cáncer debe de tener dos o tres años de vida. Lo correcto es pescarlo en una mamografía cuando tiene un centímetro, cuando no se palpa. Yo he sido un crítico desde hace más de cinco años de las campañas de autoexamen.

Esas campañas en países desarrollados se han dejado de hacer porque no son seguras. Aparte de eso, una mujer no tiene la experiencia de tocarse la mama, no sabe qué se está tocando.

En países desarrollados las campañas de autoexamen se han dejado a un lado. Es importante pero no es el pilar de una campaña de prevención de cáncer de mama. No ha proporcionado ninguna diferenciación en el diagnóstico, por lo tanto se debe desechar.

Ante la situación actual del cáncer de mama en República Dominicana y desde su condición de oncólogo ¿qué es lo que más llama su atención?

Lo que más me impacta es que algunos procedimientos que no están incluidos en la seguridad social, y que sin una estadística nacional, nosotros los oncólogos pensamos que cada día son más los pacientes
La Organización Mundial de la Salud estima que en los próximos 50 años el cáncer en general –el de mama no escapa a esto– en los países de desarrollo, se va a duplicar y hasta a triplicar.

No hay unas causas de cáncer de mama que uno pueda enumerar, pero entre esas están el estrés, el estilo de vida, la alimentación. Sin embargo, hay gente que es vegetariana y tiene cáncer de mama.
Yo soy médico y solo hablo de cosas que se puedan sustentar con investigaciones. Se habla mucho de supuestos daños del desodorante, pero no es algo que se pueda avalar con bases científicas.

El consejo para todo el mundo es la moderación y hacerse sus estudios médicos.