La llegada del papa Francisco estaba pautada para las 4:00 de la tarde,  hora de Polonia, pero el reloj marcaba justo las 3:50 cuando el avión 330-200, de la aerolínea  italiana Alitalia,  aterrizó con el vicario de Cristo en  territorio polaco, procedente de Roma.

Desde tempranas horas de la tarde, la pista de aterrizaje del aeropuerto internacional Juan Pablo II Cracovia-Balice, estaba lista y en espera del Santo Padre, quien arribó a Cracovia con motivo de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud, la cual tiene como lema en esta ocasión, “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”.

Cientos de personas se aproximaron hasta este lugar, con la finalidad de darle una cordial bienvenida al Santo Padre, con un acto que duró unos 30 minutos, aproximadamente, y que se inició con la interpretación de las notas musicales del Himno Nacional de la Ciudad del  Vaticano, seguido por el Himno Nacional de Polonia, ambos interpretados magistralmente por la Orquesta del Batallón del Ejército Polaco.

La ceremonia estuvo encabezada por el presidente polaco, Andrzej Duda, acompañado de su esposa, la  primera dama Agata Kornhauser-Duda, quienes recibieron al papa a la salida del avión acompañados de dos niños polacos vestidos con la ropa típica del país, para hacerle entrega de un hermoso arreglo floral.

De igual forma, en el ceremonial estuvieron presentes  los funcionarios que componen la gestión pública polaca, dentro de los cuales destacó la presencia de la primera ministra de la República de Polonia, Beata Szydlo.

Por parte de las autoridades eclesiásticas de la Iglesia Católica en Polonia, el acto contó con la presencia del arzobispo y cardenal de Cracovia, su eminencia reverendísima Stanislaw  Dziwisz,  además de otros obispos y prebisteros de la ciudad.

Con ánimo de júbilo, durante y después del ceremonial, diferentes grupos artísticos, culturales y religiosos realizaron diversas presentaciones.

Una de ellas fue la del grupo polaco Promyki  Krakowa, cuyos integrantes, a ritmo del Folk Music y vestidos con la ropa típica del  país, realizaron una excelente y vistosa participación especial dentro del ceremonial.

Otra de las agrupaciones que se hicieron sentir fue PDF Salt Adoration, que a ritmo de balada pop puso a cantar y a adorar a todos los presentes, con diferentes canciones cristianas en polaco pero con conocidas versiones en español, tales como “El grano de mostaza”.

Radio Santa María presente

Luego, el papa se dirigió hacia el Castillo Real de Wawel, donde sustuvo un encuentro con autoridades y el cuerpo diplomático del país y luego asistió a un encuentro en la Catedral de Cracovia con los Obispos de Polonia. Allí pidió en un discurso a las autoridades polacas que acepten a los refugiados de Siria y expresó  que el mundo se encuentra casi sumergido en una tercera Guerra Mundial.

Para el día de hoy,  a partir de las 8:30 de la mañana, Francisco continuará su apretada agenda, la cual incluye la visita al santuario de la virgen negra de Częstochowa, patrona del pueblo polaco, venerada por San Juan Pablo II.

Allí Francisco visitará y venenerará la imagen localizada en el templo de Jasna Gora en la ciudad de Częstochowa. Luego oficiará una misa en celebración del 1,050 aniversario del bautismo en Polonia.

A las 2:00 de la tarde, el Pontífice tendrá un almuerzo en la Casa del Arzobispado de Cracovia, durante el cual estará presente  el Obispo de la Diócesis de la Vega, Monseñor Antonio Camilio, quien se encuentra en la ciudad de Cracovia con el equipo de prensa de la emisora La Voz de María Radio y TV, emisoras que dan cobertura a todas las incidencias de la JMJ 2016, desde Cracovia para República Dominicana.