El dirigente choferil y actual diputado por el Movimiento Rebelde, Juan Hubieres, se unió este lunes a  Manuel Jiménez,  Dio Astacio, Rafael Rosó y Claudio Caamaño, quienes llevan cuatro días en huelga de hambre debido a que fueron víctimas de un supuesto fraude en Santo Domingo Este durante las elecciones del 15 mayo. 

"Cuando la maldad se une, entonces es necesario que la gente que tiene un poco de sensibilidad social también se una", indicó Hubieres, que también perdió la candidatura a senador por la provincia Santo Domingo con el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

A 15 días después de haber pasado los comicios, Jiménez, del Frente Amplio; Astacio, del PQDC; Claudio Caamaño, de AlPaís;  y Rafael Rossó, del PUN,  exigen una nueva elecciones en esta demarcación, debido a que sostienen que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) armó, junto a la Junta Central Electoral (JCE), un fraude para atribuirle más de 90 mil votos a sus candidatos en el municipio SDE, donde resultó electo a la alcaldía, Alfredo Martínez, "El Cañero".

Ya la Junta hizo el conteo del 100% de los colegios electorales, donde el PLD y aliados no sólo logró la reelección de Danilo Medina con la proporción definitiva del 61.74 % de los votos, sino que, además, le ratificó “su Congreso” como les pedía él a sus seguidores en un acto político semanas antes de las votaciones. Más que ratificarlo, se lo confirmó con una mayor cuota de poder morado.

En el boletín final, hay 125 diputados para el PLD y aliados (el boletín no distingue los del Partido Revolucionario Dominicano), más 28 senadores, para 153, por encima de las dos terceras partes necesarias para leyes especiales y para reformas constitucionales. Los dos tercios son 148 legisladores.