El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos aseveró que los exámenes médicos a los que se sometió la semana pasada mostraron que no tiene “metástasis ni ningún tumor”, por lo que puede continuar sus actividades con plena normalidad.

“Los exámenes muestran que no tengo ni metástasis ni tengo ningún tumor. Lo que los médicos encontraron es un rezago mínimo de lo que tuve en el pasado y, por eso, recomiendan tratamiento con medicamentos y una única sesión de radioterapia que busca prevenir los efectos secundarios de la medicina”, señaló Santos en una declaración ante los medios de comunicación.

En octubre de 2012 Santos fue sometido con éxito a una cirugía para extraer un tumor en la próstata, proceso del que el mandatario fue informando paulatinamente al país.

El gobernante se sometió el pasado martes a chequeos médicos en Bogotá que mostraron una alteración en los antígenos prostáticos que, según dijo, lo tomó “por sorpresa”. Posteriormente fue atendido en el Centro de Oncología del Hospital Johns Hopkins en Baltimore, Estados Unidos, para realizarse nuevos exámenes y descartar problemas mayores.

El jefe de Estado explicó hoy que el tratamiento prescrito no afecta “para nada” su actividad cotidiana, si bien detalló que los médicos le recomiendan “mucho deporte y dormir bien”.

En definitiva, calificó los resultados como “muy buenas noticias”.

“Ninguna limitación”

El doctor Adolfo Llinás, que lo acompañó en su comparecencia ante los medios, señaló que los exámenes fueron realizados con una tecnología que no está disponible en Colombia y que “reportó con un nivel de precisión aún mayor” sobre la “ausencia de masas tumorales activas”.

“A pesar de esa anomalía” mencionada por Santos, el presidente “goza de buena salud y no tiene absolutamente ninguna limitación para el ejercicio de sus funciones”, señaló el galeno, asegurando que habrá transparencia ante “todo evento que se presente”.