De un momento a otro, el atardecer del martes 15 de diciembre en República Dominicana, que tenía intenciones de ser el más hermoso del mes, se tiñó de sangre y luto.  Juan de los Santos, el padre de familia, el esposo, el político, el empresario, el ser humano, perdió la vida y sus intenciones de “seguir avanzando” se convirtieron en una ilusión frustrada.

De los Santos no imaginó que el último día de clase de dos de sus cinco hijos, a quienes acompañó la mañana de ayer en una celebración de Navidad, sería el mismo día en el que, de tres disparos, perdió la vida.

Juana de la Rosa, señora que acompañó a Juancito desde su infancia luego de la muerte de su madre, llora al que era como un hijo para ella. “Me matan mi niño, me matan mi niño”,  gritaba.

“El país está de luto, el país pierde a un gran hombre. Fue un hecho cobarde, porque fue una persona de su entera confianza”, dijo en declaraciones a la prensa Francisco Fernández, alcalde de Santo Domingo Norte, luego de referirse a la persona que mató a De los Santos y que luego de se suicidó, según informe preliminar.

El próximo 31 de enero, Día Nacional de la Juventud, este alcalde del municipio Santo Domingo Este, celebraría sus 46 hojas de invierno. “Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que puedes lograr”, fue la última frase (del poeta estadounidense William Faulkner) que citó “Juancito”, como lo conocían sus amigos más cercanos.  

“Juancito Sport”, como también era conocido en el ambiente empresarial, se comprometió con apadrinar varias instituciones educativas del municipio Santo Domingo Este, entre las que destacan las escuelas “Patria Mella”, “Lillian Portalatín Sosa”, “Juan Bautista Zafra” y las aulas que utiliza la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) para los estudiantes que residen en la zona oriental de la provincia Santo Domingo.

En octubre pasado, el presidente Danilo Medina lo juramentó como candidato alcalde para un nuevo cuatreño 2016-2020, período al que, según dijo al periódico El Día, iba con la intención de resolver los problemas de basura, transporte y espacios públicos, que formarían parte de sus seis ejes de acción a futuro.

“Nosotros no tendremos ninguna dificultad para desarrollar esa agenda porque Danilo Medina se quedará en el poder y nosotros también” dijo en su última entrevista, realizada el viernes pasado en el referido impreso.

Este síndico, que se preparaba para salir a las calles el próximo enero en campaña para las elecciones del año próximo, también fue presidente de la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones Municipalistas (FLACMA) que aglutina a todos los alcaldes latinoamericanos.

“Notamos en los diferentes países los mismos problemas; un gobierno central que no quiere ceder algunas competencias de los ayuntamientos y cuando ceden no aporta los recursos económicos que se necesitan para cumplir con esas metas. Entendemos que hay que seguir trabajando, sensibilizando a los gobiernos centrales, al Poder Ejecutivo para que entiendan que las administraciones locales son las instituciones más cercanas que tiene la población para resolver los problemas que afectan sus comunidades”, dijo en una entrevista que le realizara en Puerto Rico la Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales hace cuatro meses durante la Cumbre de Alcaldes y Gobiernos Locales 2015.

Este miércoles 16 la bandera nacional y los sentimientos ondean a media asta, y aunque la vida de Juan de los Santos concluyó de una manera trágica, en sus familiares y amigos queda el dulce sabor de haber conocido a un hombre sonrisas cortas, ojos almendrados, baja estatura y elevadas intenciones.