Un jubilado griego no pudo soportar más la situación por la que pasa su país, así que se soltó a llorar frente a una sucursal bancaria de Tesalónica.

Giorgos Chatzifotiadis, un hombre de 77 años, intentó retirar la pensión de su esposa, en tres sucursales, en su cuarto intento le dijeron que no podía retirar los 133 dólares correspondientes. Sin saber que hacer simplemente se derrumbó y comenzó a llorar.

Las imágenes fueron capturadas por un fotógrafo Sakis Mitrolidis, a quién le declaró "no puede soportar ver a mi país en esta angustia". "Es por eso que me siento tan golpeado, más que por mis propios problemas personales".

En la fotos se ve a Chatzifotiadis llorando sentado en el suelo afuera de la sucursal bancaria, con su libreta de ahorros y con una tarjeta de identidad.

Según el canal estadounidense “CNN”, en Grecia, se limitó la cantidad que los griego podrían adquirir durante la semana, además de que se cerraron bancos los cuales permanecerán cerrados hasta el 6 de julio y podría extenderse hasta el día 7 de julio. Algunas sucursales se mantuvieron abiertas únicamente para los jubilados.