Los jueces Roso Vallejo Espinosa, Víctor Mejía y José Dionisio Duverge Mejía, suspendidos por el Consejo del Poder Judicial (CPJ), denunciaron hoy en un comunicado que su suspensión sin disfrute de sueldo desde noviembre de 2015, constituye una violación del artículo 69.5 de la Constitución.

La Primera Sala del Tribunal Superior Administrativo conocerá este lunes la acción de Amparo interpuesta por los magistrados interpusieron, a través de su abogado apoderado, Freddy Mateo Calderón.

En el recurso de amparo, los jueces señalan que llevan ya cinco meses suspendidos, sin disfrute de sueldo, y sin que se le conozca proceso disciplinario, después de que el CPJ les abriera proceso disciplinario en noviembre del 2015.

Para los jueces, la acción de suspenderlos sin disfrute de sueldo a partir del 17 de noviembre del 2015, constituye una violación del artículo 69.5 de la Constitución, el cual prohíbe el doble enjuiciamiento.

Exponen, además, que el artículo 62 de la Ley 327-98, sobre Carrera Judicial, combinado con la ley 28-11 sobre el CPJ puede imponerse una vez celebrado un juicio disciplinario, con todas las garantías, en las figura de amonestación oral, amonestación escrita, suspensión hasta 30 días, y destitución.

De esto se deduce que, cuando el CPJ suspendió a los jueces ya les estaban aplicando una sanción, por lo que "se ha producido una violación a la Tutela Judicial Efectiva y Debido Proceso de Ley, prevista en el artículo 69.7 de la Constitución".

"Fruto de la misma, al no poder disponer del salario, se han visto carente de una alimentación adecuada, les ha mermado la calidad de la salud y expone a sus hijos a daños severos en la parte educativa", indica la nota.

De igual manera, los jueces suspendidos solicitan del Tribunal Superior Adminstrativo que disponga el pago de su salario hasta que se conozca el juicio disciplinario que se les sigue.