El nuevo presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaño Guzmán, dijo ayer sentirse más que honrado por haber sido elegido por el Senado para presidir esa institución por segunda ocasión y declaró que desde hoy la misión principal será la organización de las elecciones que se celebrarán en febrero y mayo de 2020 y continuar con las labores con rigor, como las relativas al Registro Civil.

Durante el acto encabezado por el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, prestaron juramento Julio César Castaño Guzmán, Roberto Saladín, Carmen Imbert Brugal, Rosario Graciano y Henry Mejía Oviedo, así como sus respectivos suplentes.

“Como manda la Constitución dominicana, la esencia de la JCE es originalmente y por antonomasia un organismo electoral, trabajaré para dirigir y organizar las elecciones, con la finalidad de realizar votaciones justas y transparentes. Así lo haremos en las que se celebrarán el tercer domingo de febrero y mayo de 2020, cuyos trabajos deben iniciarse de inmediato”, dijo en su discurso Castaño Guzmán.

El pasado miércoles la cámara alta, de mayoría peledeísta escogió la nueva matrícula del organismo, con el rechazo del bloque de partidos de oposición, cuyos dirigentes tildaron la decisión de  unilateral, pues, a su criterio, solo beneficiará en las futuras elecciones al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Pese a que Federico Antún, presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), parte del Bloque Opositor, había advirtido en su cuenta de Twitter “que si el Senado eligiera una JCE parcializada, contaminada, obligaría a trasladar la lucha a otro escenario que no es el electoral”, el dirigente político posteó ayer un comunicado en la misma red, en el que felicita la elección de “varios miembros”, que finalmente cumplen el perfil.