El abogado Namphi Rodríguez consideró hoy que la elección de Lucía Medina (Yomaira), hermana del gobernante Danilo Medina, como presidenta de la Cámara de Diputados a partir del próximo 16 de agosto "acentúa sensiblemente" el nepotismo en la República Dominicana.

En un comunicado, Rodríguez, catedrático de Derecho Constitucional y presidente de la Fundación Prensa y Derecho, dijo que el artículo 102 de la Constitución sanciona las prácticas de proporcionar "ventajas" a familiares y allegados de los funcionarios públicos.

Asimismo, consideró que el presidente Medina "debió observar una actitud más cautelosa y rechazar esa propuesta" ante el comité político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) "para cuidar su figura de gobernante democrático".

"En democracia las formas son importantes, las decisiones de un gobernante pasan por el tamiz de la legalidad constitucional; es decir, sus actos, están sujetos al procedimiento y las formalidades que establece la Carta Política para su legitimación democrática", argumentó.

Consideró pese a que la Cámara de Diputados forma parte de un poder distinto al Poder Ejecutivo, "lo cierto es que en democracia no es normal que la hermana del presidente de la República dirija el Congreso, puesto que esas son prácticas más propias de dinastías constitucionales".

"Sino se define una ética de la política, los gobernantes corren el riesgo de caer en los contornos mágico-realistas de Francois Duvalier (Papa Doc), quien creó en la Constitución haitiana una presidencia hereditaria que a su muerte legó el poder a un mozalbete de 17 años que lo único que sabía hacer era beber tafiá, parrandear y asesinar personas", subrayó el jurista.

Rodríguez se refirió a la decisión adoptada el pasado lunes por el comité político del PLD de designar a la diputada y hermana del presidente Danilo Medina para presidir la Cámara Baja por un año.

El jurista aclaró que no es que Lucia Medina no tenga los méritos personales para ocupar el puesto, sino que "lo prudente" hubiera sido que no optara para evitarle tensiones al sistema político.