Keiko Fujimori, hija del condenado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), reafirma su liderazgo en la intención de voto para las presidenciales del 10 de abril en Perú, seguida por Julio Guzmán, cuya candidatura pende de un hilo, según un sondeo difundido la noche del domingo. De acuerdo con la encuesta de la firma Gfk, revelada por el programa de TV Sin Medias Tintas, Fujimori alcanza el 34.6% del respaldo popular, dos puntos porcentuales más de los que obtuvo en el sondeo realizado a fines de enero.

Por su parte, el economista Guzmán, el candidato sorpresa de la campaña y que a fines de 2015 figuraba en el rubro “otros”, se consolida en la segunda posición con 16.6% de apoyo, 6.2 puntos más que en enero.

La candidatura de Guzmán, quien ha capitalizado el descontento popular contra la política tradicional, ha sido declarada improcedente por subsanar a destiempo faltas administrativas referidas a la democracia interna de su partido Todos por el Perú, un procedimiento que sus contendientes sí cumplieron. El Jurado Nacional de Elecciones debe dar un fallo definitivo sobre el tema en los próximos días.

En el tercer lugar se ubica el también economista Pedro Pablo Kuczynski, con un 6.9% (2.6 puntos menos) y, en la cuarta posición, escala desde el fondo de la tabla el candidato de Acción Popular, Alfredo Barnechea, con un 5.1%, un alza de 4.6 puntos frente a enero.

En tanto, con un fuerte descenso, cae desde la tercera a la séptima posición el millonario empresario César Acuña, con un 3.6 %, lo que le significó perder 6.4 puntos.

La candidatura de Acuña, dueño de tres universidades, ha sido excluida del proceso, debido a que se probó que regaló dinero a electores durante una actividad proselitista. En breve, el Jurado Nacional de Elecciones se pronunciará definitivamente.

Acuña, además, es investigado por haber plagiado en sus tesis de postgrado y por haberse apropiado de la autoría de un libro escrito por su profesor.