La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori afirmó que no se demostró “con evidencias, con pruebas” la responsabilidad de su padre, el expresidente Alberto Fujimori, en los delitos por los que fue condenado por un tribunal peruano a 25 años de cárcel en 2009.

“He asistido a los procesos judiciales y ahí no se demostró con evidencias, con pruebas, su responsabilidad, pero no estoy aquí para defender los casos legales de mi padre”, declaró Keiko en una entrevista publicada por el diario Perú 21.

La candidata presidencial reconoció, sin embargo, que las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), por los que fue condenado su padre, “son crímenes de lesa humanidad” cometidos por el grupo militar encubierto Colina y enfatizó que sus integrantes “tienen que permanecer en la cárcel”.

“No voy a entrar a debatir sobre los procesos legales de mi padre. Estamos en una campaña y aspiramos a gobernar”, respondió cuando se le pidió ampliar sus conceptos sobre la responsabilidad del ex mandatario.

Admitió, sin embargo, que “hay responsabilidad política de parte de él, por supuesto”, aunque dijo que se niega a “entrar en el tema” de la responsabilidad penal.
Fujimori reiteró que impulsan un recurso judicial para “llevar a cabo el proceso de libertad” del exmandatario y aseguró que este “será únicamente a través de la vía legal y constitucional”.