Con el 82 % de actas procesadas por la ONPE, la tendencia es clara y no habrá cambios en los primeros lugares de las elecciones generales peruanas. Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski disputarán la segunda vuelta.

La candidata de Fuerza Popular llegó a esta etapa con una victoria cómoda en la primera vuelta, con un 39.5 de los votos. La hija del expresidente Alberto Fujimori había sido primera en las encuestas desde que se inició el proceso en octubre.

El líder de Peruanos por el Kambio (PPK), con 22.1% de los sufragios, la tuvo más difícil y disputó su pase a esta segunda vuelta al inicio con Julio Guzmán, luego con Alfredo Barnechea y finalmente (hasta el día de hoy) con Verónika Mendoza.

Hoy empieza una nueva campaña, un discurso con nuevas promesas y una lucha por ganar el voto ahí donde les fue esquivo.

Según decreto supremo publicado por el Poder Ejecutivo el 14 de noviembre de 2015, la segunda vuelta está fijada para el domingo 5 de junio de 2016. Si los cómputos oficiales de la ONPE llegan a retrasarse, podría aplazarse el balotaje. La ley requiere que pase un mes desde la publicación de los resultados oficiales por el órgano electoral.

Resultado para ganar

Para ganar la segunda vuelta se requiere, al igual que la primera vuelta, el 50 % de votos válidos más uno. Como es comprensible, aún no se ha pactado un debate presidencial entre ambos candidatos, considerando que sin un cómputo oficial Verónika Mendoza aún tiene oportunidad.

Como es costumbre, las personas que fueron sorteadas para el cargo de miembro de mesa volverán a ejercer el cargo para la segunda vuelta.  

Pese a los problemas lógicos por el debut de este sistema en una Elección General, el número de distritos que usará este sistema de votación se ampliará de 19 a 30, como estaba inicialmente previsto por la ONPE.