Kim Kardashian se ha realizado infinidad de selfies, donde presume de su voluptuoso trasero; también cómo ha recuperado la cintura y hasta ha conseguido marcados abdominales.