La racha ganadora de Bernie Sanders terminó de un golpe después de que Hillary Clinton afirmara una inesperada victoria en Kentucky. El senador por Vermont, Sanders, logró batir a la principal candidata demócrata en las primarias de Oregón del martes, 18 de mayo. Kyle Kondik, politólogo de la Universidad de Virginia en el Centro para la Política, EE.UU., explica lo que significan los resultados recientes de la candidatura demócrata.

Sanders ganó en Oregón. ¿Fue una victoria importante para él?

Sanders no tiene prácticamente ninguna posibilidad de terminar la temporada de primarias con más delegados que Hillary Clinton. Por lo que la carrera efectivamente terminó. Sin embargo, Sanders no parece dispuesto a reconocer la realidad, y conseguir victorias le da cierta justificación para continuar su campaña. Pero la única cosa que puede detener a Clinton ahora es si ella es acusada sobre su uso de correo electrónico privado mientras era Secretaria de Estado. No soy un experto legal, pero parece bastante improbable.
 
Si la carrera efectivamente ya terminó, ¿cómo se las arregló para ganar?

Oregón es un estado liberal con una población blanca más alta de lo normal. Dicho de otro modo, se trata de un estado que se adapta bien a  Sanders, por lo que no es de extrañar que haya ganado. El modelo preelectoral predijo esta victoria, y está muy en línea con los resultados anteriores. La campaña de Clinton reconoció que era probable que ganara Sanders y eficazmente le cedió el estado a él; en cambio, Clinton puso algunos recursos en Kentucky, el cual ganó por muy poco.
 
Los líderes del partido le pidieron a Sanders distanciarse de las escenas de ira en una convención estatal en Nevada este fin de semana, donde sus partidarios afirmaron que se violaron las reglas para favorecer a Clinton. ¿Cuál es tu opinión sobre el tema?

Muchos de los partidarios de Sanders parecen estar negando la realidad. La conclusión es que Clinton ganó el comité de Nevada y por lo tanto tiene derecho a obtener más delegados fuera del estado. En última instancia, los partidarios de Sanders están haciendo un montón de quejas sobre la bancada y el proceso primario, pero su candidato está siendo vencido de forma justa, y la carrera nacional no está realmente tan estrecha. Incluso si no hubiesen “superdelegados” –los líderes del partido, que son libres de elegir el candidato que les gustaría apoyar, y que mayoritariamente apoyan a Clinton– Clinton aún estaría ganando fácilmente. Sin embargo, la propia Clinton se quedó en la carrera de 2008 hasta el final a pesar de que de manera realista no tenía ninguna posibilidad de ganar, que es lo que está haciendo Sanders. Pero después de que las primarias habían terminado, Clinton apoyó a Barack Obama y trabajó en su nombre. Vamos a ver lo que hace Sanders.
 
Mientras tanto, Trump en una entrevista con Fox News, dijo que estaría dispuesto a reunirse con el líder de Corea del Norte para discutir su programa nuclear...

Trump está sobre todo el mapa político. No sería sorprendente que se contradijera en algún momento en el futuro cercano. Sin embargo, Trump también se ha vendido a sí mismo como un negociador. Una cosa es segura: Si un demócrata hubiese dicho esto, los republicanos serían muy críticos. Para ser justos, todavía hay algunos republicanos anti-Trump que han sido críticos de Trump sobre esta propuesta y otros aspectos de su política exterior.
 
¿Podrían las primarias de California terminar la carrera el 7 de junio?

Clinton y Trump deberían oficialmente tener el número de delegados necesarios para ganar la nominación del 7 de junio, cuando California y otros estados voten. Los dos son efectivamente los supuestos nominados en este momento, aunque Clinton tiene un oponente activo, mientras que Trump ya no lo tiene.